¿Cómo funciona el riego por goteo?

Si quieres saber todo y más sobre el funcionamiento del riego por goteo, estás en el lugar indicado. En este post vamos a hablar sobre el peso de este tipo de riego en la agricultura y explicar porque es uno de los sistemas más usados en los diferentes tipos de huertos o plantaciones. Las principales características que hacen que sea tan popular son, el ahorro cuantioso de agua y su capacidad de distribución por gotas, lo que le hace ideal para diferentes clases de huertas, flores y plantas.

¿En qué consiste este sistema de goteo?

Aunque parezca una tontería, su propio nombre lo describe a la perfección, ya que la base de funcionamiento es que funciona gota a gota. Su metodología se basa en la eficacia de aplicar directamente gotas de agua directamente en zonas muy cercanas a las raíces de las plantas.

El agua sale del cabezal de riego (partiendo del grifo o depósito de agua) y circula por la tubería de distribución a presión hasta llegar al emisor o gotero, donde pierde presión y velocidad, por lo que la salida es gota a gota.

Gracias a su uso, este sistema es capaz de poder ahorrar grandes cantidades de agua, ya que tan solo se inyecta gota a gota gracias a los emisores o goteros que lo facilitan. Estos goteros son los que se encargan de distribuir pequeñas cantidades de agua, pudiendo ajustarlas a las óptimas para el buen crecimiento de cada planta.

Estos goteros, por norma general suelen estar situados a lo largo de la tubería (si necesitas más accesorios riego por goteo, entra aquí) extendida en la huerta, situados casi siempre a una misma distancia unos de otros, donde hay un punto donde se suele colocar una planta. Para optimizar al máximo este sistema, la gran mayoría de hortícolas ponen una planta por goteo.

También existen tuberías de riego por goteo con goteros incorporados, pero si optamos por este tipo de instalación, debemos asegurarnos de que el espacio entre los goteros sea suficiente para nuestras plantas.

Tipo de riego por goteo

Riego por goteo en terrazas y azoteas

El sistema de riego por goteo en terrazas debe adaptarse al diseño de nuestros recipientes de cultivo. Cortando y conectando, daremos forma al dispositivo conectado tubos de goteo a diferentes macetas y mesas de cultivo.

Instalar riego por goteo para jardines en terrazas

El esquema de instalación del riego por goteo en terrazas es muy sencillo. Dependiendo del número de terrazas o partes del jardín, se instalarán dispositivos de riego. 

En base a esto, la tubería primaria tendrá más o menos ramas secundarias y terciarias. A partir de este último, comienza el rodamiento de goteo o tubo de «goteo horizontal», que es donde se inserta el gotero. En el caso de utilizar un sistema de riego por goteo para el riego de hortalizas, se debe seleccionar un gotero de bajo caudal (1 a 4 litros por hora).

Es importante calcular la tasa de flujo que transportarán las tuberías primarias y secundarias en función del número de goteros para seleccionar el diámetro adecuado.

Si las verduras en diferentes terrazas requieren diferentes cantidades de agua, puede instalar un pequeño grifo al comienzo de las tuberías secundarias y terciarias, y apagar / encender el riego de forma independiente en cada terraza (“Unidad de Control de Riego”).

Riego por goteo de árboles frutales

En el caso del riego por goteo para frutales, se debe instalar un gotero con mayor caudal que las hortalizas y plantas aromáticas (habitualmente 8 y 16 litros / hora).

Como hemos visto, dependiendo de la demanda de agua y del tamaño del cultivo, puede ser necesario colocar varios goteros en cada planta. Para árboles frutales grandes, se pueden requerir hasta ocho goteros por árbol.

Para un riego más uniforme que cubra todo el sistema de raíces, las tuberías de goteo que parten de la tubería de distribución generalmente se colocan en un círculo alrededor del tronco del árbol. En este caso, es importante que para evitar enfermedades vasculares o la reproducción de hongos, las gotas de agua del gotero no toque directamente el tronco del árbol.

Riego por goteo con cinta exudante

La irrigación con exudado o cinturón de exudado es un tipo de irrigación por goteo. Su característica es que, a diferencia de un sistema de riego con gotero, las gotas de agua no saldrán de goteros o goteros espaciados a cierta distancia, sino a lo largo de todo el gotero a través del tubo de lanzamiento o la superficie de la cinta de exudación (porosa).

Ventajas del uso del regadío por goteo para jardínes o huertos

El riego se aplica directamente en el lugar donde se precisa, como norma general se aplica directamente en las raíces, por lo que mejora su crecimiento. Las plantas de la huerta, manifiestan un mejor crecimiento cuando su suelo está húmedo, ya que de esta manera, absorbe mejor los sustratos. Al aplicarse en pequeñas cantidades, no sufren inundaciones que pueden perjudicar su evolución.

Este uso ayuda a conseguir un gran ahorro en el consumo del agua, gracias a que no sufre evaporación, ni se aplican cantidades innecesarias.

Facilita la vida a los horticultores, ya que es un proceso automático que no conlleva un control constante. Se puede dejar encendido sin necesitar usar un programa de riego. Tan solo habrá que realizar un mantenimiento periódico para confirmar que el sistema funciona correctamente.

Al distribuir pequeñas cantidades de agua, el suelo no se resiente ante posibles erosiones. En otros procesos con mayor caudal, este puede llevarse los suplementos para mejorar el crecimiento de las plantas. Por este motivo, el sistema por goteo implica una menor pérdida de nutrientes.

Fácil instalación. Para su instalación, no es necesario trabajar en exceso el suelo donde se planta, a diferencia de otros sistemas. Otro aspecto fundamental con respecto a la instalación es que se puede colocar en casi cualquier superficie, independientemente de su inclinación y el tipo de terreno.

Este sistema de riego aplica agua en los lugares que queremos humedecer, por lo que mantiene secas las zonas adyacentes evitando el crecimiento de hierbas indeseables.

Desventajas del riego por goteo

Aunque a medio largo plazo es más rentable, la primera instalación del sistema por goteo es más cara que la del resto de sistemas.

Dependiendo del tipo de agua que utilices y de la zona donde lo extraigas, el agua puede tener impurezas o componentes que con el paso del tiempo pueden obstruir los goteros. Estos pueden taponarse e impedir la salida del agua. Para evitar este inconveniente, es necesario instalar filtros, lo que encarece el precio de la instalación.

Please Post Your Comments & Reviews

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.