Elige tu varita de incienso

Los inciensos son una forma de dar un toque diferente a tu hogar, aportarles carácter o un halo de misticismo tan solo por su olor, son ideales tanto en invierno como en verano gracias a sus muy variados aromas y aunque no lo creas, tienen un aspecto psicológico muy profundo. 

Elegir un buen incienso, no es una tarea banal, cuando intentar dar ese toque a tu hogar o buscas algún otro objetivo del olor que desprenden, con lo que se debe de tomar en cuenta varios puntos.  

Lo primero que debemos de tener en cuenta, es el humo. Debes de tener en cuenta que no todos los inciensos son buenos. Pero si que debes de tener en cuenta, es que si es incienso de calidad, no tiene porqué expulsar una cantidad de humo muy grande. Está claro que tiene que hacer algo de humo, pero de una manera correcta. Si por el contrario, sale mucho humo al quemarse, quiere decir que el incienso que hemos adquirido no es de buena calidad, y no está realizando bien su función de quemado, que no tiene que ver con el olor que pueda estar desprendiendo. 

Otro parámetro a tener en cuenta, y que sin duda es el que tiene que agradarte, es el olor. Cada persona tiene gustos diferentes respecto a lo que los olores se refiere y es por eso que podemos encontrar diferentes fragancias en los mercados, lo que va a dificultar la elección, pero es más fácil de lo que puede parecerte. Te damos un truco, fíjate los ingredientes que lo componen, y compáralos con tu perfume favorito, seguro que así no fallas. 

Otro tema, son las marcas. En la actualidad hay mucha variedad de marcas, pero lo ideal es escoger las marcas que utilicen los ingredientes más naturales, y huir de los que sean ya elementos elaborados, como pueden ser “piña colada” o bien “tarta de manzana”. 

Los beneficios de utilizar incienso, desde luego que son muchos, Desde los inicios del hombre, el olor siempre ha suscitado curiosidad e intriga, ya que el olfato es muy sensible a los diferentes aromas del ambiente, y precisamente esto es una de las cualidades más relevantes del incienso, mediante su perfume, nos puede hacer conectar con momentos pasados, o profundizar más  nivel terápeutico, sexual, creativo… El incienso, cuenta la leyenda, que tiene poderes. No en vano, desde tiempos ancestrales tiene uso en cultos religiosos y se creían que los inciensos tenían los poderes mágicos o expulsaban las malas energías o espíritus errantes. Dependiendo de los efectos que quieras obtener del incienso, deberás de investigar los diferentes aromas y los efectos  que ellos provocan. 

Los diferentes olores que tiene el incienso, debido a sus diferentes ingredientes, tendrá unos beneficios u otros. Aquí te vamos a hacer un pequeño resumen de los más comunes. 

  • Azahar: es uno de los olores que más fomenta un ánimo elevado. 
  • Canela: Como ya es sabido por la especie, puede ser afrodisíaca y en olor, pasa igual. Es ideal para momentos de intimidad, al igual que las fragancias de Cedro, aunque esta última trata de estimular más la energía sexual. 
  • Aloe: Es una esencia que se ocupa de refrescar el ambiente y lo trata de refrescar. 
  • Jazmín: Es capaz de mejorar el estado anímico y mejorar las emociones. 
  • Lavanda: si lo que quieres es relajarte, meditar, es perfecto, aporta calma, limpia el ambiente y da tranquilidad. 
  • Limón: En el caso de sufrir ansiedad, es sin duda uno de los aromas que debes de buscar. 
  • Romero: Limpia y elimina de energías nocivas el ambiente. 

Como puedes ver, depende del objetivo que tengas, deberás de pensar en un tipo de incienso u otro. Hay numerosos estudios que afirman que quemar una varita de incienso, es una forma muy saludable de aromatizar y ambientar tu hogar. Eso sí, como curiosidad te diremos, que los que expulsa un humo excesivo, emiten 8 veces más de sustancias tóxicas que el humo de un cigarrillo, ¿lo sabías?. En relación a estos inciensos de una calidad no demasiada alta, debemos de saber que pueden causar la irritación de la piel y mucosa, somnolencia, mareos, picazón de garganta e incluso alergias. Por no hablar de que puede causar problemas más graves a los pequeños de la casa y a los adultos que tengan asma haciendo que su respiración sufra por el excesivo humo y los componentes tóxicos de estos inciensos. 

Es por esto, que aunque sean más caros y la economía no está para derroches es mejor adquirir inciensos de calidad alta, que tengan su totalidad de ingredientes naturales y no tengan ningún tipo de componente químico. También es bastante recomendable adquirir inciensos elaborados a mano siempre y cuando estén correctamente elaborados y tengan una garantía en dicha calidad. Los inciensos fabricados de forma industrial, suelen tener más sustancias químicas y por tanto nocivas. 

Cabe recordar, que para quemar el incienso se debe de tomar las mismas precauciones que cuando encendemos una vela. Se debe colocar en recipientes preparados para ellos, ya sean de metal, cerámica y no situarlos en superficies que puedan quemarse de manera sencilla como puede ser, mesa de maderas o telas. Recuerda que los inciensos de varitas como los que son de grano, al ser quemados, dejan cenizas, por esto precisamente hay que prevenir para que no generen manchas a su alrededor, y para que estas cenizas no se dispersen, y puedan originar algún fuego. 

Utilizado desde tiempos inmemoriales, e incluso con una ruta de mar que llevó su nombre, el incienso no descubrimos nada, cuando hablamos de todos los beneficios de quemar una varita de un gran incienso. Es por esto, que desde aquí, te animamos a que investigues y pruebes los diferentes aromas que puedes encontrar de incienso, y que compruebes cuál es el aroma que a ti mejor te sienta, o el que más te gusta, si lo único que buscas es el olor. Como ya hemos señalado, hay muchos tipos de incienso, con lo cual, es dar con el que mejor te sienta o el que te llega a conseguir el estado que buscas con su aroma. 

Recuerda que también es conveniente utilizar un porta incienso adecuado.

Please Post Your Comments & Reviews

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.